9 de cada 10 personas fallecidas por COVID-19 en nuestro país tenían factores de riesgo como hipertensión, diabetes, obesidad, tabaquismo, enfermedades pulmonares crónicas o asma