En el marco de la emergencia nacional provocada por el COVID-19, el Gobierno de la República ha diseñado un programa de ayudas económicas denominado Bono Proteger. El objetivo de este bono es resguardar a las personas trabajadoras y a las empresas, contra los efectos negativos producidos durante la evolución de la pandemia en el país.

Este Bono consiste en la entrega temporal de un monto económico, según la condición de vulnerabilidad laboral en la que se encuentre la persona a raíz de la emergencia nacional por COVID-19. 

Para ser beneficiario de este programa, la persona debe cumplir con al menos una de las siguientes características:

  1. Personas despedidas: aquellas que fueron cesadas de sus puestos de trabajo y que no cuentan actualmente con medios para generar ingresos económicos en su núcleo familiar.

  2. Empleado(a) con suspensión temporal del contrato laboral vigente a raíz de la emergencia por el COVID-19: aquellas personas que tienen un contrato laboral vigente, pero fue suspendido de forma temporal, y no perciben ingresos económicos en el periodo que abarca la suspensión.

  3. Empleado (a) con reducción de jornada a raíz de la emergencia por el COVID-19: aquellas personas que tienen un contrato laboral vigente, pero sufrieron una reducción en su jornada laboral y en su salario por un periodo determinado.

  4. Trabajador (a) independiente con afectación raíz de la emergencia por el COVID-19: personas que trabajan de forma independiente y vieron disminuidas sus fuentes de ingresos desde el inicio de la emergencia nacional.

  5. Trabajador (a) temporal o informal con afectación a raíz de la emergencia por el COVID-19: personas que trabajan de forma temporal o en el sector informal de la economía, y vieron disminuidas sus fuentes de ingresos desde el inicio de la emergencia nacional.

Para optar por el Bono Proteger, la persona interesada debe cumplir los siguientes requisitos de inscripción:

  • Ser costarricense o extranjero en condición migratoria regular, mayor de 15 años.

  • Haber perdido su empleo, tener una jornada reducida, un contrato de trabajo suspendido, o haber visto reducidos sus ingresos por un cambio en su jornada de trabajo, como producto de la emergencia por COVID-19.

  • Contar con documento de identidad nacional o extranjero (DIMEX) vigente.

  • Contar con una cuenta bancaria IBAN a su nombre, activa, en colones, de cualquier institución financiera del sistema bancario nacional. También puede solicitar una cuenta en el formulario de solicitud, si no dispone de ella.

  • Completar la declaración jurada y formulario de inscripción virtual.

El Estado le depositará el bono económico a la persona beneficiaria que haya cumplido con los requisitos, por un periodo inicial de hasta 3 meses contados a partir de su aprobación. Eventualmente, según evolucione la situación de emergencia podría prorrogarse este bono. El pago se hará de manera mensual.

El monto económico a recibir se define en función de la situación de vulnerabilidad en la que se encuentre la persona que lo solicita, para ello se han definido los siguientes estratos:

Para las personas que fueron despedidas, aquellas a las cuales se les suspendió su contrato laboral y aquellas personas trabajadoras independientes, temporales o informales producto de la emergencia nacional por COVID-19, recibirán un monto de ₡125.000,00.

Para las personas trabajadoras a las que se les aplicó una reducción salarial por disminución de jornada laboral, igual o superior al 50%; recibirán un monto de ₡62.500,00.

NOTICIAS

REPORTES DE LA IMPLEMENTACIÓN

RECURSOS Y FINANCIAMIENTO

Los recursos que dan sustento al Bono Proteger provienen de las siguientes fuentes de financiamiento: 

  • Recursos asignados por el Ministerio de Hacienda en el Presupuesto Nacional mediante Presupuestos Ordinarios o Extraordinarios aprobados por la Asamblea Legislativa.

  • Recursos asignados por el Ministerio de Hacienda producto de la recaudación establecida en los artículos 5 y 6 de la Ley de Protección a las Personas Trabajadoras durante la Emergencia por la Enfermedad COVID-19, Ley N° 9840 del 22 de abril de 2020.

  • Recursos autorizados para tal fin por la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias.

  • Cualquier otro recurso o donación destinado para tal fin por organizaciones públicas o privadas, que se canalizará a través de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias 

BALANCE GENERAL

REPORTE AL 21 DE ABRIL DE 2020

MATERIALES GRÁFICOS

RECURSOS PARA DESCARGAR Y COMPARTIR